Hablamos con Lucas Ghi pre candidato a Intendente de Morón por Unidad Ciudadana, nos recibió en el Instituto Superior de Formación Docente donde da clases momentos antes de entrar al aula y nos comentaba de su entusiasmo por volver a administrar el Municipio de Morón y de su experiencia para hacerlo.

Acá compartimos la charla que mantuvimos café mediante en el bufet de la escuela.

-Como ves el panorama de acá a octubre con las presentaciones de los distintos candidatos para enfrentarte en internas?

“Veo que hay distintos dirigentes que han expresado su voluntad de ser parte de un proceso de discusión interna que se va a dirimir en las primarias. Lo mejor es hacer todos los esfuerzos para converger en la unidad, si no se logra eso, dirimir las candidaturas en el marco de una elección primaria que tenga reglas de juego bien definidas en donde lo importante sea preservar el espacio, que no haya golpes bajos, que no sea un proceso traumático porque la sociedad en su conjunto está viendo como los partidos, los espacios políticos resuelven sus diferencias internas. Si la sociedad advierte que nuestra discusión es a los gritos y con descalificaciones va a conspirar contra las posibilidades reales que va a tener nuestro espacio dos meses después en octubre. Lo más inteligente seria si se da ese escenario de primarias transitarlo cuidándolo y capitalizar ese momento para salir fortalecido de cara al compromiso de octubre que es donde se define institucionalmente el futuro del país.”

-Se habló mucho que esta sería una campaña sucia

“Hay que volver a honrar la actividad política, que la gente vuelva a entender a la política como el instrumento que define en futuro de la sociedad y la política no puede ser sinónimo de violencia, de degradación, de discusiones sin sentido donde se impone el grito por sobre la idea. Estoy convencido que podemos transitar un proceso donde la campaña sea un momento de conversación pública donde los candidatos le proponemos a nuestra comunidad nuestros proyectos y a su vez recogemos las inquietudes y los cuestionamientos que hace nuestra comunidad.”

-Tu gestión se caracterizo por cuidad ciertos puntos de la sociedad como por ejemplo la PYMES y el comercio. Hay alguna forma de revertir la situación por la que están atravesando?

“Desde lo local vamos a trabajar en dos planos en lo que hace al comercio y a la industria, ver de qué manera desde la estructura de costos se puede hacer una propuesta que alivie la carga de tarifas, el valor de los alquileres, el costo impositivo y tributario que tiene el comerciante y el industrial, ver de qué manera desde el Municipio podemos hacer una ingeniería que intente aligerar un poco esa carga y a su vez trabajar también desde la otra dimensión que es importante que es la demanda, así como intentaremos reducir el peso de los costos intentaremos potenciar la capacidad de demanda de su mercado. Desde el Municipio hay políticas que se pueden llevar adelante para orientar que todo consumo que realice un vecino, una vecina de Morón se satisfaga con el comercio y la industria de Morón, el Estado es el principal vector que puede garantizar que ese volumen se desarrolle en nuestro Distrito, además porque el propio Estado es un buen comprador de bienes y servicios, una buena parte del presupuesto el Municipio se destina a comprar insumos, elementos, bienes para llevar adelante la gestión de gobierno. Sería interesante que haya una preferencia para los comercios-industrias de Morón a la hora de satisfacer las necesidades de Morón.”

-Hay dos temas muy importantes que son la educación y la salud

“Veo que ambas áreas están atravesando un momento de crisis fundamentalmente por desinversión, la desinversión es consecuencia de una concepción de país. Me parece que las actuales autoridades no conciben la educación pública o la salud pública como ejes centrales de su política, creen en todo caso que son un subsistema más dentro de un sistema de educación o dentro de un sistema general de salud y desde nuestra concepción no es así, la educación pública y la salud pública tienen que ser ámbito definidamente fortalecido desde una concepción política y que eso se traduzca en inversión,  hacen falta recursos, ¿solo con recursos se resuelve? No, ahora, es condición necesaria, si no están esos recursos como viene sucediendo no solo con educación y salud, vemos una de las máximas autoridades del CONICET como es Dora Barranco acaba de renunciar con una crítica muy fuerte en relación a la desatención a la ciencia y a la tecnología. Yo creo que eso hay que revertirlo, en su momento ayudó un elemento que a mi juicio fue estratégico que de algún modo ordenó todo el proceso que fue establecer un piso de inversión en materia educativa, hace algunos años había sido el 6% del PBI destinado a educación, habrá llegado la hora de definir cuál es el nuevo número a alcanzar en materia de inversión educativa y que ese sea el horizonte, decir: bueno ese es nuestro objetivo y eso se tiene que ver reflejado en condiciones edilicias de las escuelas, se tiene que ver reflejado en los salarios de los docentes, en políticas socioeducativas donde los chicos tengan abiertas las escuelas los fines de semana, que la jornada extensiva que hoy alcanza el 20% de las escuelas progresivamente puedan llegar al 100%, eso es decisión política y es recursos. Lo mismo en salud, nosotros tenemos acá el caso del Hospital Posadas con muchos despidos que han ocasionado que servicios enteros se han desarticulados, han despedido a jefes históricos de los servicios con 20 y 30 años de labor en el Hospital lo cual genera dos grandes impactos, por un lado el deterioro en la calidad de la prestación que hace el Hospital, no es lo mismo un Hospital que tiene un servicio determinado que está bajo la supervisión de una persona que tiene 30 años de servicio que dejarlo a cargo de una persona que está dando sus primeros pasos. Y en segundo lugar que se desnaturaliza uno de los objetivos fundantes del Hospital que era un Hospital Escuela también y para los profesionales más jóvenes tener a su lado un jefe de servicio con una recorrida importante es tan o más formativo que los cinco, seis o siete años que estuvieron en la facultad. Esa transmisión de conocimientos y experiencias se está viendo interrumpida porque han despedido y desvinculado del Hospital a mucha gente. Algo similar ocurre en el propio Hospital Municipal de Morón donde se discontinuó la obra, en donde según cuentan vecinos y vecinas que van y no encuentran la satisfacción de su necesidad porque no está el profesional o no lo proveen de los medicamentos o porque ese día el laboratorio no funcionaba o lo que fuere, me parece que ha quedado desplazado como prioridad del Estado la inversión en esta áreas que son muy sensibles para el conjunto pero sobre todo para el que no tiene alternativa.”

-En tu gestión con la ayuda del Gobierno Nacional se avanzó en la construcción del Nuevo Hospital de Morón pero quedó inconclusa de segunda etapa

“Tal cual, no sabemos muy bien los motivos, yo entiendo creer que tiene por respuesta esto que hablábamos recién, no hay inversión porque no es un tema prioritario, pero si tenemos la suerte de volver a conducir el Estado ya sea a nivel Nacional y a nivel Municipal naturalmente que las áreas de salud y de educación van a ser fortalecidas desde la inversión pública porque sabemos del impacto que tienen en la calidad de vida de nuestra gente.”

-Sabemos de tu preocupación por los vecinos del Barrio Aeronáutico cual sería tu actitud como Intendente de Morón?

 “Nosotros atravesamos una situación parecida en el 2013-2014, que también desde el Estado Nacional se habían cursado algunos oficios instando a las familias que debían dejar las viviendas para que sean utilizadas con otros fines por parte de la Fuerza Aérea y en ese momento yo decidí intervenir, me parecía que eso generaba un costo social muy alto, se hablaba de muchas familias que quedarían en la calle y los actores del Estado nacional que intervenían entendieron que había razones para paralizar ese proceso y generar una mesa de diálogo para ver como se seguía pero sin tener el condicionamiento del desalojo inminente. Eso se logró y se habían empezado a estudiar otras alternativas, una de ellas era construir más viviendas en la Base así como pudimos hacer 600 viviendas en la Base de Morón estábamos entusiasmados con hacer otro proyecto de similares características en la Base de El Palomar y eso destinarlo en buen número a estas familias pero con el cambio de Gobierno esto se interrumpió y otra vez vuelven a la carga con esta idea del desalojo y lo que me parece tan o más preocupante es que n hay una línea de diálogo más que nada desde una cuestión humanitaria, si vos desalojas hoy 150 familias sin proveerle una solución concreta para el minuto siguiente a su desalojo estás generando 150 familias en situación de calle.”

-Que le podes decir el vecino que está esperanzado en un cambio?

“Que esa esperanza esta buenísima, que es el motor que nos mantiene en carrera, que es lo que nos brinda energía para sostener todos los días lo que hacemos desde el que está comprometido con su tarea laboral pero más allá de lo agredido que ha sido en estos últimos años siente que en pocos meses tiene la posibilidad de volver a opinar sobre el rumbo general de las cosas y que en esa opinión abriga su esperanza como creo que va a pasar mayoritariamente las opiniones de que la Argentina por este rumbo no puede seguir porque no es por el lado del ajuste sistemático y la destrucción del empleo que se logra desarrollo con inclusión sino que es dando vuelta la página y empezando una etapa distinta donde estas cosas que hablábamos antes sean prioridad para el Estado: la salud, la educación , la ciencia, la industria, las PYNES, el comercio de barrio y para eso el Estado tiene instrumentos, para poner todo eso como prioridad y que deje de una vez por todas ser prioridad hablarle a los Mercados, evaluar el riesgo país, la emisión de deuda, el canje de bonos, esa es una porción extremadamente acotada de la sociedad, absolutamente disociada de los interese generales de la sociedad. Necesitamos un Gobierno que le hable a la gente y de cara a los problemas que la gente tiene y la gente básicamente lo que uno interpreta es que necesita tener garantizada su mesa, las cuatro comidas del día, la escuela, la salud, la vivienda, cosas que hacen al desarrollo de una comunidad. Se había avanzado mucho, yo creo que en estos años fuimos para atrás, ojalá podamos retomar el camino, no volviendo a hacer exactamente lo mismo que hicimos, el desafío es  generar algo nuevo con ideas nuevas, con equipos nuevos, con proyectos nuevos pero insisto con el para qué hacemos las cosas, perder de vista la sensibilidad que tiene que tener un hombre que decide desde el Estado en relación al impacto que tienen esas decisiones, me parece que en estos últimos años esa sensibilidad se perdió y sería bueno que a partir de diciembre eso se revierta.”