Este insólito caso se vio ayer cuando los padres, alumnos y docentes de las Escuelas Públicas de Morón reclamaban por soluciones a los problemas edilicios de los establecimientos educativos del Distrito.

Comenzaron a llegar efectivos policiales transportados en vehículos oficiales pero hubo uno en particular que llamó mucho la atención ya que no tenía identificación alguna ni chapa patente. Cabe destacar que  los efectivos se dedicaron a sacar fotos a los presentes para registrar a cada uno en particular.

Estas maniobras se vienen viendo cada vez que el pueblo sale a la calle para hacer valer sus derechos que día a día son ignorados por el Gobierno.

Como ya dijimos, las fuerzas de seguridad deben estar para proteger a los ciudadanos y no para perseguirlos y amedrentarlos, pero mucho menos deben estar en función de un Gobierno y funcionarios de turno para castigar a los que no están de acuerdo con una gestión que no gestiona para el legítimo ciudadano.