Como venimos argumentando desde hace tres años, esta gestión del Intendente Ramiro Tagliaferro está basada en mentiras, caprichos, desidia e ineficiencia a la hora de administrar y gobernar.

Hoy la situación del Distrito de Morón se encuentra en un caos total con un Hospital al borde del cierre, calles intransitables, las escuelas con graves problemas edilicios, un Consejo Escolar seriamente cuestionado, el comercio en estado crítico, los vecinos que ya no pueden afrontar las altas tasas municipales, etc, etc… Y todo esto se potenció aún más después de las elecciones primarias con la irresponsable actitud tomada por el Jefe Comunal en abandonar sus tareas para tomarse vacaciones con su novia.

Hoy el Hospital de Morón pasa por su más difícil momento, ya no hay insumos para poder brindarle una adecuada salud a la gente porque del Municipio no se los hacen llegar. Ya no cuenta con cosas básicas como anestesia para realizar intervenciones quirúrgicas y ni hablar de medicamentos y materiales, pero Tagliaferro se fue de vacaciones y utiliza el dinero de los contribuyentes para su campaña electoral.

En el inicio del año cuando mostró un video con obras pusimos en evidencia la falacia del mismo y hoy sale a la luz la verdad. Las pocas obras que se hicieron en Morón fue con aportes de la Nación y de la Provincia pero ninguna obra se hizo con el dinero de los contribuyentes del Distrito y hoy no pueden justificar en que lo usaron, seguramente cuando se vote la rendición de cuentas va a ser aprobada porque cuenta aún con la mayoría en el Concejo Deliberante.

Esta gestión de Tagliaferro, que ya es la peor en la historia de Morón, se termina con Concejales denunciados ante la justicia, sospechados de corrupción, otro acusado por acoso, funcionarios no capacitados, empleados despedidos y un Intendente que se muestra con berrinches y caprichos pero que no gobierna porque no sabe y no lo deja su entorno, un entorno que él trajo.

Hoy el castillo de naipes que construyó Ramiro Tagliaferro se derrumba y deja al descubierto un Morón en estado crítico por culpa de su pésima gestión de gobierno.