El Gobierno de Cambiemos y la Fuerza Armadas vuelven a presionar a las 150 familias que habitan el Barrio Aeronáutico de El Palomar que lograr los desalojos.

Recordemos que junto con la instalación del Aeropuerto de El Palomar vienen, según las denuncias, varios negocios inmobiliarios y comerciales de la mano, esto sería para favorecer intereses de los empresarios de Fly Bondi y amigos del poder de turno. Para lograr el objetivo, el gobierno de Cambiemos comenzó a gestionar los desalojos de estas familias que desde hace varias décadas habitan el Barrio Aeronáutico. Hay que recordar que este barrio fue creado durante la primera presidencia de Perón con el objeto de ser habitados por familias de personal aeronáutico en actividad y en retiro. Además, hay que mencionar que todas estas familias pagan todos los mese alquiler y expensas.

Para cumplir con el plan armado, la Nación le baja directivas a la Provincia de Buenos Aires para que proceda a liberar el lugar, esto es desalojar a quienes viven en el barrio y la Gobernadora Vidal le ordena al Intendente de Morón Ramiro Tagliaferro que proceda, así fue que se le encarga a las Fuerzas Armadas a realizar los desalojos al mejor estilo de los años 70 algo que se logró parar gracias a la intervención de los Concejales opositores que lograron demostrar que lo que se estaba haciendo era a espaldas de las leyes vigentes.

Viendo, el Gobierno Municipal, que no tenía las herramientas necesarias para cumplir con las directivas bajadas decidió, el 6 de diciembre de 2018 con la mayoría de Concejales, aprobar mediante la ley 16.276 la modificación al Código de Ordenamiento Urbano autorizando de esta manera que se realicen emprendimientos inmobiliarios y comerciales en el barrio ya que no estaba permitido, se hizo en una escandalosa Sesión y sin convocar a una audiencia pública.  Esto motivó a que Concejales del Frente Renovador radicaran una denuncia en la Fiscalía General contra el Intendente Ramiro Tagliaferro y todos los Concejales de Cambiemos por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, asociación ilícita, malversación de caudales públicos y falsificación de documentos en perjuicio de los vecinos del Municipio de Morón. Según Tagliaferro, él no tiene injerencia con los Jueces y Fiscales, pero curiosamente la denuncia recayó en la Fiscalía de la Fiscal Valeria Courtade que curiosamente es la esposa del Subsecretario de Legal y Técnica del Municipio de Morón Gustavo Triemstra y por obra de la coincidencia esta denuncia está estancada.

El 8 de marzo del corriente año los militares presionaron a las familias entregando puerta por puerta el volante n°405/2019 firmado por el Vice Comodoro Sebastián Clausi que decía: “Con el objeto de que cada adjudicatario valore el privilegio que tiene al habitar una vivienda del servicio del Barrio Aeronáutico El Palomar, se lleva a su conocimiento que en la actualidad existen 102 solicitudes de viviendas de Personal Militar en actividad presentadas ante esta administración, que esperan la disponibilidad de departamentos y casa para ingresar a vivir con sus respectivos grupos familiares” aunque olvido explicar por qué se entregan recibos por pago de alquiler sin CUIT y recibos sin valides ante el pago de expensas, como tampoco explica donde va el dinero de los alquileres y a que se deben los valores por gastos de expensas que se cobran.

Cuando el Intendente de Morón se refirió al tema lo minimizó diciendo que se hacia política barata, que eran solo 47 familias las que se tenían que desalojar y no 150, que fueron recibidas dos veces en el Palacio Municipal, que estas familias trabajan de manifestantes y que con este tema se quiere hacer un incendio o un problema más grande del que es.

Sabemos que son 150 familias en peligro de quedar en la calle y consideramos que así fuera solo una ya es un problema grave. Mientras Tagliaferro juegue a los soldaditos poniendo en riesgo la seguridad de estas familias es nuestra obligación darlo a conocer y no por eso queremos hacer un incendio, pero si se quiere hablar de incendio recuerde señor Intendente que usted y sus Concejales aportaron la nafta para alimentar una llama que se podría haber extinguido como lo prometió en su campaña de 2015 cuando visito las casas de esta familias junto a Vidal.

Hoy la situación de las 150 familias vuelve a estar en alerta, un vecino recibió una carta documento firmada por el Jefe de la Guarnición Aérea de El Palomar1° Brigadier Juan Carlos Piuma intimando para que en el plazo de 60 días entregue la propiedad argumentando una deuda inexistente que puede demostrar con todos los tikets emitidos por la entidad bancaria donde realizó los depósitos para el pago de alquiler.

La Fuerzas Armadas nuevamente pretende atropellar los derechos de estos ciudadanos que de manera justa se manifestaron en numerosas ocasiones para defender sus techos mientras esta organismo del Estado sigue sin poder demostrar que son dueños legítimos de las tierras, lo mismo pasó en el Barrio del Palmar en Córdoba donde se intentó desalojar a las familias con documentación apócrifa en un claro ejemplo de corrupción de los organismos Estatales pero que no pudieron ya que la justicia se manifestó en favor de los ciudadanos.

 

 

 v