Las prácticas de clientelismo para lograr votos en las elecciones que se hacían por los años 90 y que el Intendente Ramiro Tagliaferro tanto criticó y defenestró, hoy las trajo nuevamente a la práctica.

Con el afán de lograr revertir una elección que tiene perdida echó mano a las viejas prácticas políticas queriendo utilizar a su favor las necesidades de la gente que su propio gobierno creó y con la colaboración del Gobierno Provincial está repartiendo bolsones con mercadería, tirantes de construcción, chapas, etc con una etiqueta que dice “Gestión Ramiro Tagliaferro”.

Queda demostrado con esto que el Intendente Tagliaferro está utiliza los recursos del Estado, o sea de los ciudadanos, para financiar su campaña electoral y se aprovecha de las necesidades de su pueblo para pretender perpetuarse en el poder y que realmente el cambio era volver al pasado.