Para conocer la situación del Consejo Escolar de Morón hablamos con el Consejero Matías Martínez quien nos explicó por que existe una deuda de 14 millones de pesos que frena todos los trabajos edilicios en las escuelas del partido y como se originó. Por lo extenso del informe decidimos hacerla en tres partes.

Hoy el Consejo Escolar de Morón, si bien tiene Consejeros de otros bloque, está en manos de Cambiemos ya que ostenta la mayoría y los cargos importantes como la presidencia, la Vice presidencia y la tesorería, según nos cuenta Martínez, hacen y deshacen a antojo sin el diálogo y el consenso.

Ante la deuda adquirida, la falta de comunicación con la sociedad, la no realización de obras indispensables y las sospechas de hechos de corrupción, los padres de alumnos junto con docentes salieron a la calle para pedir explicaciones.

El Consejo Escolar adquiere el dinero para destinar a las escuelas de lo que se denomina Fondo Compensador, que diariamente recibe en la cuenta del Banco Provincia, actualmente ese fondo no llega a un millón de pesos mensuales para cubrir las demandas de 181 establecimientos educativos, o sea que cada escuela cuenta con menos de $5.000 por mes para solucionar sus problemas edilicios.

El dinero que se destina al Fondo Compensatorio proviene de la recaudación de Ingresos Brutos de la Provincia, hace tres años la Gobernadora Vidal anunciaba la baja en los ingresos brutos y esto impactó en el mantenimiento de las escuelas porque al bajar la recaudación bajó el dinero destinado para los establecimientos educativos, algo que la Gobernadora nunca mencionó.

El Consejo Escolar cuenta con otros fondos como el Riesgo de Inicio que históricamente se deposita al comienzo del año para que durante el receso de verano se puedan realizar las obras y el otro fondo es el Fondo de Gas (fondo de invierno) que llega a mediado de año con el cual se solucionan los temas de estufas y calderas tanto reparaciones como compras.

Durante el gobierno de Scioli se derivó el 40% del Fondo Compensado directamente a las escuelas, se dividía por la cantidad de establecimientos y se le entregaba un cheque a la Directora para que lo utilice en lo que necesitaba la escuela, esto fue en 2014 y si bien el Consejo sufrió un ajuste del 40% se sabía que el dinero era destinado a las escuelas y la entrega se hacía cada dos meses. Cuando sube la gestión de Vidal entrega solo dos cuotas en el 2016 (febrero y abril) y argumentan que ese 40% se entregaba como riesgo inicio, pero el riesgo inicio original no lo entregaba, de esta manera se hacía un recorte del 40% al dinero que la Provincia le entregaba a las escuelas. Esto se hizo durante 2016 y 2017 no entregando el Riesgo Inicio ni el Fondo de Gas. Cuando ya no lo pudieron disimular decidieron hacer llegar ese 40% a los Consejos Escolares pero con el Riesgo Inicio y Fondo de Gas incluido en ese dinero, o sea que los fondos de verano e invierno quedaron olvidados, creando de esta manera un nuevo recorte encubierto a la educación.

En el medio de todo esto ocurre la tragedia de Moreno, los fondos no eran suficientes, en Morón había unas 30 escuelas sin gas, solo un matriculado se encargaba de todas las escuelas y se le hizo imposible atender las demandas de todas y muchos chicos tuvieron que ir a clases sin calefacción. Luego de la tragedia, la Provincia envía un mail a fines de septiembre diciendo que mandarán fondos especiales para electricidad, gas y filtraciones y piden que se le envía los presupuestos por estas problemáticas, que se cubrirán en dos cuotas, un 50 % primero y cuando se rinda se le entregará el otro 50% pero los Consejeros de Cambiemos no escuchan las demandas y mandan un presupuesto por un millón de pesos, que era totalmente insuficiente y más aún con el aumento de productos debido a la estampida del dólar y la inflación y el dinero solo alcanzó para unos pocos arreglos en pocas escuelas.

En ese momento la Gobernadora Vidal hace lo que se llamó “Compra Abierta”, la Provincia zonifica y le da a Morón, Merlo Ituzaingó por ejemplo a una empresa. En Morón le dieron a una empresa 4 obras, la primaria 5 que se le había volado el techo en el 2018 por un temporal, la primaria 80 la primaria 71 y la primaria 67 pero como nunca le pagaron los trabajos que se hicieron en la escuela 5, la empresa se negó a realizar las otras 3 obras. Al ver esto la provincia anuncia que le girará el dinero al Consejo Escolar para que se encargue de buscar empresa y haga los arreglos, una vez que se recibe el 50% se licita y arranca la obra, llega la segunda cuota y como sobraba dinero se reasignan obras que las tenían por un fondo y no se habían rendido,por esta anomalía más el no haber rendido el dinero de la segunda cuota, la Provincia dejó de enviar el Riesgo Inicio (siete millones de pesos) hasta que se haga la rendición cuentas del 2018 y desde febrero a la fecha ese dinero no ingresó creando una deuda con proveedores de 9 meses. Se decide solicitar una ampliación del beneficio y se determina solicitar el dinero para obras que serían elegidas en reunión, pero corría el mes de enero y los Consejeros Escolares de Cambiemos, que son los apuntados como generadores de la deuda actual ya que son mayoría y ocupan los cargos en el mismo (Presidente, vice y tesorero) aprovechan las vacaciones de sus pares y envían sin consultar con el resto los presupuestos donde habían incluido en el pedido a 30 escuelas y la compra de estufas cuando el instructivo no lo permite porque son compras que se realizan con el Fondo Gas a mitad de año, se entrega un listado mal confeccionado que sumó siete millones de pesos. Cuando ven que se endeudan y la situación se complica manda en julio una ampliación del Riesgo de Inicio pero vuelven a pedir la compra de estufas que ya se habían comprado ($330.000) al igual que obras que ya estaban reasignadas y de provincia lo revotan cada vez que insisten en mandarlo porque figuran obras realizadas por ende el dinero no llega, que ampliado son alrededor de nueve millones de pesos, esto sumado a los siete de principio de año dan 16 millones.

Según se informa, la provincia no va a enviar los dineros pedidos por los Consejos Escolares, a lo sumo llegará un monto menor a algunos y nada a otros, estos son nuevos recortes a la educación, pero esta vez sobre obras que ya están asignadas y realizadas. Hoy por hay el Concejo Escolar de Morón está endeudado en 14 millones de pesos, si lo que se recibe es un millón de pesos por mes se tardarán 14 meses en recuperarse, pero sin hacer obras, sin gastar en una lapicera, hay que cerrar el Consejo durante un año y dos meses para juntar la plata que se adeuda.