Y las cosas se van dando tal como desde este medio veníamos analizando, renuncias de funcionarios, Concejales y ahora el duro revés de la justicia al Intendente Ramiro Tagliaferro.

La Fiscalía de Instrucción en lo Criminal y Correccional de Morón dispuso notificar al Intendente en los términos del Artículo 60 del Código Penal y a su vez solicitar informes al Municipio y citar testigos.

Esto surge por la denuncia que realizó el Concejal Diego Spina contra el Intendente y su gestión por la entrega de prebendas a cambio de votos, las chapas, los tirantes y los bolsones de comida con la etiqueta con el nombre de Ramiro Tagliaferro utilizando los recursos del Municipio, o sea de los contribuyentes, lo que se denomina malversación de fondos e incumplimiento de deberes de funcionario público.

La situación del Intendente Macrista está muy complicada ya que la defensa esgrimida, al parecer, no es convincente y estaría basada en documentación apócrifa, algo que podría agregar otro delito a la cuenta de Tagliaferro.