A pocos días de las elecciones el Intendente Ramiro Tagliaferro comenzó a dar los típicos manotazos del que se está ahogando. Frente a un panorama nada favorable que sus socios Macri y Vidal está, atravesando decidió pedir el corte de boleta a los votantes sin detenerse a mirar que su gestión tampoco es aceptado en el Distrito.

Tagliaferro cometió el gran error de creerse inmune a las críticas y desacuerdos, creyó que lo que él decía era ley y se respetaría a cualquier costo. Se rodeó de gente que podía dominar con el famoso “Si no te gusta te vas” y así fue tomando poder.

Se encontró con un Concejo Deliberante a su favor por tener la mayoría en el 2017 y adoctrinó a sus concejales para que no debatieran nada de lo que quería que se apruebe, solo tenían que levantar la mano a la hora de votar y tenían el sobre asegurado.

Así la gestión de Tagliaferro se convirtió en un desgobierno para los moronenses, se realizaban proyectos para afuera y para Morón muy poco y nada, hizo todo para que existiera un Aeropuerto pero el Hospital y las escuelas destruidos. Las calles son intransitables, basta con recorrer Morón Sur, Castelar Sur y muchas del Centro de Morón, los roedores invadieron la ciudad desde las vías del ferrocarril porque nunca se hizo nada para prevenirlo, la iluminación de las calles es deficiente al igual que la de la plaza central y ni hablar de los comercios que en estos últimos años tuvieron que cerrar sus puertas gracias a los impuestos que él aumento y cuando se intentó hacer algo para ayudar al comercio local por parte de la oposición, Tagliaferro y sus concejales se opusieron, los mismo que hoy dicen estar de lado de los comerciantes.

Un párrafo aparte para el problema que tienen los vecinos de Palomar, los vecinos del Barrio Aeronáutico que este gobierno quiere desalojar de sus viviendas para dar lugar a los negocios de los amigos fueron en reiteradas oportunidades al palacio Municipal para que el Intendente Tagliaferro los reciba, pero a pesar que el Intendente jura sentir amor por Morón y su gente nunca los recibió y hoy por culpa de las políticas del gobierno 150 familias van a quedar en la calle.

A pocos días de las elecciones el gobierno de Ramiro Tagliaferro está partido y varios pedazos, concejales que se fueron del bloque y otros que lo harán después del 27 de octubre, funcionaros que rotaron sus lugares y otros que se fueron, gente de su mismo entorno que ya comenzó a decir lo que por este medio venimos diciendo hace tiempo. Hoy Morón tiene una gestión que no gestiona para el distrito, una administración que no está administrando como corresponde los bienes de los contribuyentes y un Intendente fantasma que solo hace campaña en pocos lugares y ni siquiera concurre a los actos patrios que se realizan en la Plaza Central, este año solo fue la semana pasada al festejo del cumpleaños de la ciudad.

Durante cuatro años de su gobierno no se cansó de decir que Macri, Vidal y El eran un equipo de muchos años de trabajo, hoy pide que lo voten con corte de boleta, ¿Quiere despegarse de ser arrastrado o era otra de las tantas mentiras? Aunque Tagliaferro, Macri y Vidal es exactamente lo mismo, Tagliaferro sabe muy bien que vino a Morón con la ola y seguramente sabe que la misma ola se lo llevará.