El Aeropuerto de El Palomar que se encuentra montado en la base Aérea viene despertando muchas dudas en cuanto a que se trata de una gran negocio macrista.

Recordemos que el predio fue concesionado a Aeropuertos Argentina 2000 con el exclusivo uso de la línea amarilla Low Cost Flybondi.

El Intendente de Morón Ramiro Tagliaferro creó la Tasa Única Aeroportuaria Municipal (T.U.A.N.) en la cual se fija un monto fijo de $850.000 como impuesto a la mencionada empresa pero con el detalle que en el 2018 no pagó un centavo mientras que al pueblo de Morón este gobierno lo castigó con duros impuestazos. Ahora bien, si multiplicamos esta tarifa por los doce meses del año nos da un ingreso de $ 10.200.000 mientras que en el presupuesto 2019 figura por este mismo ítem un ingreso de $10.000.000, perdiéndose en algún lugar $200.000.

Según el Concejal Hernán Sabbatella hizo referencia a que tanto el Aeropuerto como todos los rubros que funcionan dentro son ilegales y truchos ya que no cuentan con la habilitación municipal y destacó que solo se priorizan a las empresas del poder, como en este caso a Flybondi que está vinculado al ex vicejefe de gabinete Mario Quintana.

Ahora hay que estar atentos el nuevo capricho ilegal de Tagliaferro que es la expropiación del barrio aeronáutico para construir un complejo que necesita para lograr AA2000 sea internacional, recordemos que ya le fueron otorgadas mas de 250 rutas aéreas incluyendo la ruta a Malvinas.

Aunque un estudio de impacto acústico que realizó la Universidad de Tres de febrero haya determinado que las actividades del Aeropuerto producen molestias en el barrio operando con unos pocos vuelos al día, Tagliaferro y sus Concejales, que dicen representar al pueblo de Morón y sus intereses, se encuentran abocados a seguir adelante con el proyecto argumentando cosas que nunca van a cumplir porque solo buscan beneficiar los intereses de ellos mismos y de sus amigos empresarios.