El sábado 19 de octubre, el día antes del Día de la Madre el Intendente Tagliaferro iba a recorrer el Barrio San Francisco y parte de Castelar Sur

para entregar pollos congelados, vestimentas y otras cosas a los vecinos como parte de su campaña para las elecciones del 27 de octubre.

Al conocerse esto muchos vecinos se reunieron y confeccionaron dos pasacalles con la leyenda “Tagliaferro los vecinos no queremos limosnas por nuestros votos” esto viene por el hartazgo de la gente, según pudimos hablar con ellos, ya que en los cuatro años de su gobierno nunca se preocupó por la situación de la gente y ahora quiere comprar los votos aprovechando las necesidades trayendo sus limosnas, nos decía un enojado vecino.

El tema es que Tagliaferro no asistió, seguramente alertado de la situación pero mando a su gente a repartir los pollos y vestimentas.