Con casi la totalidad de las mesas ya escrutadas Lucas Ghi por el Frente de Todos se impuso en Morón por el 46,56% (alrededor de 97.500 votos contra el 43,39% (unos 91.000 votos) que obtuvo el macrista y ex esposo de Vidal Ramiro tagliaferro.

Lucas Ghi llega a su tercera gestión como Intendente de Morón, la primera fue en 2009 cuando reemplaza a Martín Sabbatella que fue electo como Diputado nacional y luego gana la elección en el 2011 por el 54%.

En sus primeras palabras como intendente electo hacia la gente que se reunió frente a las instalaciones de A.T.S.A. en Casullo al 200 se refirió al trabajo de todos los meses de campaña sostenido y organizado hoy se puede decir que el pueblo de Morón recuperó el Estado para ponerlo otra vez a su servicio. “Esto no es un fin en sí mismo, nosotros no nacemos para realizarnos a nosotros mismos sino que tenemos por voluntad poder constituirnos en una herramienta de transformación de nuestro pueblo, eso es lo que vinimos a hacer, somos un instrumento que le va a permitir a nuestro pueblo volver a soñar, ponerse de pie, satisfacer demandas, ponerse a disposición de nuestra gente, honrar su dolor, calmar su angustia, llevar respuestas, construir un Estado Municipal que pueda sostenerse sobre las banderas de la participación ciudadana, el protagonismo  popular y la planificación estratégica como fueron baluartes de nuestra gestión durante muchos años y que yo no tengo dudas en esta etapa será mejor porque está enriquecida por hombres y mujeres que vienen a dar lo mejor de sí para construir una etapa superadora y que no solo de cuenta de las expectativas de los miles y miles de moronenses que nos votaron, quienes crean que nosotros vamos a gobernar solo para ellos y ellas se equivocan, nosotros tenemos un auténtico compromiso democrático, vamos a gobernar para los 350.000 vecinos y vecinas de esta ciudad”  

Luego el Intendente electo Lucas Ghi brindó una conferencia de prensa donde respondió preguntas a los medios presente. “En estos días comienza una transición que debe ser ordenada porque es lo que merecen nuestros vecinos y vecinas y el 10 de diciembre poner en marcha nuestro plan de gobierno” “La unidad fue clave en esta elección, la política supo interpretar una demanda de la gente que no estaba dispuesta a permitir que el oficialismo lograse renovar 4 años más el mandato, entendíamos que había una mayoría abrumadora de vecinos y vecinas que no quería eso y la política tenía que saber canalizarlo e interpretarlo” “Lo más urgente es todo lo que tiene que ver con la agenda social, es difícil pensar que haya algo más importante que garantizar la seguridad alimentaria, la seguridad habitacional, relanzar el mercado interno, intentar generar políticas públicas activas para revitalizar el comercio y la industria" “Duela la situación del Hospital de Morón, nos enteramos de la campaña para recibir donaciones, esta transición nos tiene que permitir tener los elementos necesarios de juicio, de información, de análisis para que el 10 de diciembre pongamos en marcha un plan que ponga de pie la salud, sobre todo en estos espacios críticos el Hospital es el principal efector municipal en términos de salud y está atravesando una situación objetivamente muy delicada no tiene que ver con una especulación política pero confío que lo pondremos de pie y vamos a trabajar como lo hicimos siempre con los trabajadores de la salud”

Mucho ya hemos hablado por este medio sobre la gestión del Intendente Tagliaferro y el malestar generado en los moronenses que no veían satisfechas sus demandas, un Intendente ausente durante sus cuatro años de gobierno pero que salió a algunas calles de Morón después de las paso a regalar dinero y mercadería a cambio de votos y a pedir que los vecinos corten boleta (que voten los cuerpos del Frente de Todos pero que para Intendente lo voten a él) pero sin propuestas de cambios en su forma de gestionar. Fue denunciado por campaña sucia y termina las elecciones junto con algunos de sus funcionarios y militantes con causas penales. Tagliaferro pasará a ser historia a partir del 10 de diciembre y quedará como el peor Intendente en la historia de Morón y su final es triste y lamentable como fueron sus 4 años de gestión.