La última sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Morón de la gestión de Tagliaferro se levantó debido aun escándalo protagonizado por el Intendente haciendo sentar a un Concejal trucho en el resinto.

El Director Regional de PAMI Morón Rodolfo Bentaverri que, sin renunciar a su cargo en PAMI se sentó en una banca incumpliendo todas las normas vigentes. Ante esta grave situación los Concejales opositores se negaron a dar quórum y por tal motivo se levantó la sesión.

En esta sesión se iban a tratar dos expedientes importantes: la Ordenanza Fiscal Impositiva de cara al año que viene y la derogación de la ordenanza por la cual el Intendente Tagliaferro mandó a sacar el busto del ex Presidente Néstor Kirchner de la plaza de Morón.

Hablamos con el Concejal Hernán Sabbatella y nos decía: “Hoy la verdad que fue un escándalo, asumió como Concejal el Titular del PAMI en Morón solamente por la sesión de hoy sin haber pedido licencia en el PAMI, sin haber presentado ninguna nota en el Concejo. Hay claramente una incompatibilidad, el día de hoy va a cobrar dos sueldos que es ilegal. Es una incorporación trucha de un Concejal de Cambiemos solamente para impedir que la Concejala que venía cumpliendo funciones, también de Cambiemos, puede expresarse libremente en la sesión. Como había adelantado a su bloque que iría a votar de una manera determinada y no le gustó a Tagliaferro hizo entrar por la ventana y de manera irregular a este oscuro personaje responsable del saqueo del PAMI en moron.”

Hablamos también con el Concejal Jorge Laviuzza que nos decía: “La realidad es que teníamos la percepción que había una mala inclusión de un Concejal por parte del oficialismo actual del bloque de Cambiemos, se trata del Concejal Bentaverri y ante la imposibilidad de poder comprobar si estaba bien incluido, si estaba la documentación presentada, si estaban las licencias del concejal que reemplazaba y ante la imposibilidad de poder comprobar todo eso nos parecía que no podíamos seguir adelante con una sesión que podía tener algún vicio desde lo legal, entendiendo que, aparte, que en la sesión se trataba temas bastantes importantes para la comunidad, para nuestras vecinas, para nuestros vecinos y si realmente la percepción que teníamos de mal inclusión del Concejal es cierta podía quedar nula la sesión y obviamente todo lo que se hubiese votado. A partir de eso es que, con responsabilidad, el bloque del Frente de Todos más algunos interbloques que hoy estamos todos en la oposición decidimos levantarnos y no seguir sesionando.”

No solo fue un escándalo lo que protagonizó el Intendente Tagliaferro sino que también fue una demostración más del poco interés e importancia que siempre demostró hacia las instituciones y los procesos democráticos, al conocer que su Concejala Alejandra Liquitay votaría a favor de algo que no quería que se vote decidió prohibirle ejercer su cargo y poner en su lugar, en forma ilegal, al Concejal que se encontraba con licencia y Director del PAMI de Morón Rodolfo Bentaverri.