Comenzamos diciendo que hoy 1 de marzo se abrieron las Sesiones Ordinarias en Morón y como ya es costumbre de Tagliaferro no se hizo en el Recinto del Honorable Concejo Deliberante,

se realizó por cuarta vez consecutiva en el salón de la Universidad de Morón. El acto no contó con la presencia de los Concejales de los bloques opositores ya que consideran que el lugar elegido para las aperturas no era el correspondiente ya que no se respeto al lugar histórico. Un acto partidario que se utilizó como propaganda política y se ignoraron los verdaderos problemas que hoy cubren con un manto oscuro la gestión. Mientras en el interior de la Universidad Tagliaferro hacía su discurso, en la calle le gente se expresaba.

Se viene hablando desde hace ya un tiempo del desgobierno que hay en Morón, una gestión que solo mira cómo hacer sus negocios a pesar de infringir las leyes, una gestión que ya está tocando niveles record de corrupción en el Distrito. A todo esto se suma la incapacidad de un Intendente a la hora de armar un equipo de trabajo y de conformar un Bloque de Concejales, pero esto no es todo.

A veces pareciera que a Tagliaferro le pasan el “Diario de Yrigoyen” porque resulta increíble la poca capacidad de visión que tiene ante los verdaderos problemas de la gente. Para él todo va sobre ruedas y se saca fotos para la propaganda con alguna que otra obra, que en muchos casos no mejora la calidad de vida del moronense (Metrobus y Aeropuerto por ejemplo).

La gestión de Ramiro Tagliaferro ya pasó a ser la más corrupta en la historia de Morón y lo venimos mostrando en diferentes notas publicadas y lo seguiremos haciendo porque hay mucho material aun. Muchos funcionarios y Concejales se están planteando que pueden seguir los pasos del ex Intendente Juan Carlos Rosselot, que con más peso que todos juntos terminó sentenciado a prisión.

Hablan de las mejoras de las escuelas cuando la realidad marca que hay muchas que no están en condiciones de comenzar el ciclo lectivo y no es por los docentes, es porque no se preocupa por el escolar y hoy se lo hicieron saber en la calle mientras daba inicio a las Sesiones Ordinarias 2019.

Otra manifestación que se hizo en conjunto fue la protesta de los taxistas, que como ya explicamos, están defendiendo sus trabajos ante la posible resolución de un Gobierno Municipal que no los protege.

Lamentablemente en Morón todo está corrompido, amigos que gozan de impunidad para poner el negocio que quieran y donde quieran sin pasar por habitaciones y de Inspección General ni los molestan, eso también lo hemos expresado en notas anteriores. Pero todo esto se logra con un Intendente que mira hacia otro lado y Concejales que levantan las manos a la hora del voto en el Recinto, así es como por la vía de excepción se habilitan comercios que no pueden ser habilitados por las vías normales porque no cumplen con las normas, tema que trataremos en las próximas notas.

Hoy el Gobierno de Tagliaferro está atravesando por su peor momento, aunque quiera desviar la atención, ya no pueden salir a caminar las callas con libertad porque son increpados por el olvidado vecino. Concejales que están recluidos en sus despachos a la espera de órdenes de arriba para legislar porque solos por su cuenta no pueden hacer nada, sin olvidar el detalle que el Intendente tiene en su cajón sus renuncias firmadas por todos.