Desde que se instaló la figura del Defensor del Pueblo la ciudadanía venia teniendo activa participación en su designación y es lógico que así sea ya que es quien debe representarlos en sus reclamos ante diversos organismos privados o del Estado Municipal.

Esta gestión del Intendente Tagliaferro, no solo ignoró más del 90% de las presentaciones que hizo el Defensor del Pueblo desde que está en el gobierno, sino que modificó el método de selección del mismo mediante la Ordenanza N° 19086/18 que fue votada por simple mayoría, o sea por los Concejales de Cambiemos.

Antes los pre candidatos se sometían a una votación en las 7 UGC del Distrito y era necesario ganar en una para poder ser candidatos y uno ser elegido por los Concejales obteniendo la aprobación de los dos tercios de ellos.

Hoy el Gobierno Municipal cambio las reglas y dejó a los ciudadanos sin poder participar en la elección de quien los defienda. Cada postulante debió entregar una lista con 100 firmas de vecinos para poder participar de la elección que harán los Concejales, también con los dos tercios de los votos.

Esto fue votado por los Concejales de Cambiemos que por ser mayoría lograron evitar que la gente participe directamente con su voto, pero no les alcanzan sus manos para designar a quien quieren que sea el Defensor del Pueblo ya que buscaran alguien afín que no los moleste con presentaciones que, valga de redundancia, defiendan al pueblo como lo vino haciendo el Profesor  Abraham Gak desde 2009.