El viernes 9 de marzo asistimos a la marcha en las inmediaciones al barrio Aeronáutico con motivo de parar los desalojos programados a 140 familias.

Estas familias viven en el lugar hace muchos años y pagan su alquiler rigurosamente y estos desalojos los dejan literalmente en la calle vulnerando los derechos de sus habitantes y con el agravante que al Intendente no le interesa que hay niños, ancianos y discapacitados. Explicamos esto porque al parecer hay informaciones que tergiversan las realidades para crear confusiones.

Con el lema “NO AL DESALOJO” muchos vecinos se convocaron para marchar hasta las puertas del Aeropuerto junto con la presencia de los Concejales Jorge Laviuzza y Hernán Sabbatella; los candidatos a Intendente Martín Marinucci, Lucas Ghi y Gabriel Barquero; también se hizo presente la Diputada Nacional Mónica Macha. En el lugar se leyeron dos cartas y para terminar se cantó el himno.

Hablamos con los diferentes referentes de la oposición y todos concuerdan en que la situación debería haber sido tratada de otra manera pero un Intendente ausente ante los problemas y reclamos de los vecinos provoca este tipo de protestas de la sociedad cuando no es escuchada. Coinciden también en que Tagliaferro priorizó colaborar en los negocios de amigos de Macri antes de preservar el bienestar de la comunidad que representa.

Cuando Ramiro Tagliaferro estaba en campaña fue a las casas de esto vecinos junto con María Eugenia Vidal y les prometió estar al lado de ellos y que, como decía uno de los carteles, sería el primero en quemar una cubierta ante el primer desalojo. Hoy hay programados 140 desalojos y faltan unos 150 más y nunca recibió a los vecinos y mucho menos quemó una cubierta.

Este es un claro ejemplo de lo que al Intendente de Morón Ramiro Tagliaferro le importa el vecino, de la veracidad de la palabra que tiene tanto la de él como la de la Gobernadora Vidal. Las mentiras de campaña se ven plasmadas en la gestión, una gestión que, como le gusta decir el Intendente, “pone en valor” los negocios de los amigos del poder.