El día de ayer juraron los nuevos Concejales y se procedió al cambio de autoridades dentro del Concejo Deliberante.

Ayer lunes 25 de noviembre se realizó una marcha en Morón para honrar el Día de la No Violencia hacia las Mujeres.

Se va Ramiro Tagliaferro y entro en la historia de Morón, pero no en la historia grande, entro en la historia como el peor Intendente desde, por lo menos, el retorno de la democracia.

Ayer lunes 25 de noviembre se realizó una marcha en Morón para honrar el Día de la No Violencia hacia las Mujeres.

Una gran cantidad de mujeres caminaron por las calles de Morón con el lema “Ni Una Menos”. La marcha fue encabezada por el Intendente electo Lucas Ghi que expresó la necesidad de un Estado presente que se comprometa con políticas públicas eficaces para prevenir, asistir y eliminar todo tipo de violencia de género. “Tenemos que retomar esta agenda que es urgente y no puede esperar. Vamos a volver a poner al Municipio de Morón en sintonía con esta demanda que es de toda la sociedad y que tiene que lograr cambios culturales reales”

La Concejal electa y Congresista Provincial del PJ Julieta Laviuzza marchó también y nos decía: “Esta es una marcha nacional contra la violencia a las mujeres, para nosotras las mujeres es algo realmente importante, creemos que todo este movimiento que se está dando ahora y que siempre estuvimos, sobre todo las mujeres desde el Peronismo, es real que se está dando un movimiento, un movimiento social, un movimiento feminista muy importante en estos momentos y creemos que es una lucha que hay que acompañar y por eso vamos a estar siempre presente.” Se le preguntó como ve las respuestas de parte del Estado al tema: “La realidad es que si bien siempre acompañó, esto es como una marea que se viene dando en los últimos años y se dio durante un gobierno que no solo vulneró los derechos de las mujeres si no todos los derechos, así que esperamos que a partir del 10 de diciembre con Alberto, que ya lo ha dicho, se den políticas mucho mejores.” Por último le pedimos un mensaje a las mujeres de Morón que representan mucho para ella: “A las mujeres de Morón les decimos que a partir de diciembre se va a trabajar muchísimo en todo lo que tenga que ver con género, con inclusión, de hecho hoy nuestro futuro Intendente esta en la marcha acompañando, él ya lo dijo a varias ocasiones que acompañará toda esta lucha”

La marcha contó con la presencia, además, de referentes de la política de Morón, los Concejales Juan Carlos Martínez, Jorge Laviuzza, Herman Sabbatella, Rogelia Franco. También se vio al Presidente del PJ de Morón Jorge D’Andrea y a la Congresista Nacional del PJ Hebe Recalde y al Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales Luis Duré entre otros.

 

El día 9 de diciembre a las 10 horas en el Recinto de Sesiones del Honorable Concejo Deliberante re realizará la Sesión Preparatoria donde asumirán los concejales electos en los comicios de octubre.

A días de terminar la gestión de Ramiro Tagliaferro, si se hace un balance este dará claramente negativo. Al iniciar su mandato decretó la emergencia económica en el Municipio, una emergencia que solo él pudo ver o dibujar ya que las cuentas estaban al día y no se debían sueldos y para los entendidos no era necesario decretarla. Aprovechándose de esta emergencia comenzó a despedir trabajadores con sueldos de $6.000 y categorías mínimas pero se tomaron nuevos empleados con sueldos de $12.000 para arriba y con cargos de coordinadores. Le recortó las partidas a educación, salud y seguridad para aumentarlas en las áreas de prensa y propaganda año tras año. Se realizaron trabajos de asfalto en calles de tierra pero se descuidaron las que estaban hechas y hoy es prácticamente imposible transitar con el auto por las calles del distrito. De las obras realizadas en estos cuatro años ninguna se hizo con recursos genuinos de Morón ya que todas fueron pagadas o por Provincia o por Nación, o sea, no se utilizó el dinero de los contribuyentes moronenses, entonces, debería explicarle al vecino en que se utilizó su dinero que con tanto esfuerzo aporta todos los meses con sus impuestos al Municipio.

Siguiendo con los empleados y funcionarios del gobierno de Tagliaferro se puede decir que recurrió a gente que no es de Morón, muchos de ellos conocieron que la ciudad existía porque los trajo Tagliaferro. El resultado fue más que claro al no conocer las calles y la gente, a ninguno le importó nunca la calidad de vida del moronense y sus necesidades, esto quedó demostrado con el estado en que se encuentran las escuelas, el Hospital, las calles, la inseguridad. Mientras se invirtió dinero en un Metrobus para solo dos líneas de colectivos y un Aeropuerto que les complicó la vida a los vecinos hay un Hospital totalmente desabastecido y se encuentra operativo solo por la ayuda de la comunidad y el esfuerzo y sacrificio de sus médicos y así y todo no alcanza para satisfacer las demandas de los ciudadanos porque está en total abandono por parte de la gestión de Tagliaferro.

El Intendente Tagliaferro y sus Concejales junto a sus funcionarios se burlaron durante estos cuatro años de todas las leyes y ordenanzas, hoy pesan sobre ellos denuncias penales a las que tendrán que responder. Por tener la mayoría en el Concejo Deliberante dejaron de deliberar y discutir temas concernientes a la sociedad y solo tenían el trabajo de levantar la mano para votar los caprichos y negocios de la gestión, tal como lo reconocieron los Concejales que abandonaron el bloque del Intendente. El Metrobus es un claro ejemplo de que nunca les importó la voz de la gente, en Audiencia Pública solo cinco personas estaban a favor de su construcción, dos de ellas vivían en la Capital federal y no tendrían que haber estado y menos opinado, pero en el Concejo Deliberante se aprobó por mayoría. Caso muy parecido con el negociado del Aeropuerto de El Palomar donde pesó más el negocio de gente cercana al poder que los padecimientos de los vecinos a tal punto que no le importó al Intendente desalojar 150 familias de sus hogares para fomentar el crecimiento de los negocios para unos pocos.

Mientras que el Intendente Tagliaferro es denunciado ante la justicia penal por Malversación de caudales públicos, violación de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, también se lo investiga porque sus ingresos no cubren sus egresos, o sea, gasta más de lo que gana.

A Tagliaferro nunca le interesó ni Morón ni su gente, la preocupó más darle empleo a alguien de afuera que a un moronense pero en sus discursos siempre habló de posibilidades de trabajo para los habitantes del distrito, lo mismo pasó con las empresas proveedoras, todas son de Capital federal y muchas de ellas de sospechosa existencia. Cuando los Concejales trataron de darle una mano al sufrido comerciante local para que no pase lo que luego terminó pasando, cierres de comercio y gente sin empleos, Tagliaferro se encargó de vetar la ordenanza sin importarle sus consecuencias.

Hoy el Municipio está con una deuda que supera ampliamente los 500 millones de pesos, lo curioso es que si no se destinaron recursos donde está ese dinero, se pudo ver una campaña electoral del Intendente sin restricciones a los gastos, gigantografías increíbles, la ciudad empapelada por sus afiches, prebendas, dinero entregado por votos y hasta autos pagados para que formen parte de su caravana por la ciudad, mientras tanto Tagliaferro continua escondido sin dar la cara para explicar por que el municipio está en las condiciones que hoy se encuentra.

Lejos, pero muy lejos quedará en la historia de Morón como la peor gestión por más que se la quiera disfrazar con obras que no les pertence y a Ramiro Tagliaferro se lo recordará como el Intendente al que nunca le interesó Morón y los moronenses y gobernó para los poderosos de afuera del distrito a costa de los recursos, necesidades, sacrificio y esfuerzo del tristemente olvidado ciudadano de Morón.

La última sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Morón de la gestión de Tagliaferro se levantó debido aun escándalo protagonizado por el Intendente haciendo sentar a un Concejal trucho en el resinto.

Hoy los empleados del Municipio de Morón cobraron sus haberes correspondientes al mes de octubre y se encontraron con la triste novedad que los mismos habían sido mal facturados.