En la Provincia de Buenos Aires hay muchos vehículos que tienen deuda de patente pero si bien ARBA aun no puede cobrar por la vía judicial está vendiendo paquetes de deudas a estudios jurídicos.

Estos hacen la presentación y el juez determina el embargo luego los abogados van con el oficio al Registro Automotor correspondiente y solicitan el embargo que se hace efectivo dentro de las 72 horas. El propietario embargado no recibe ninguna notificación y solo se entera al momento de la transferencia.

Esta maniobra es una más de un Gobierno que tiene cero de sensibilidad ante la crisis que ellos mismos generaron en el país y con esto le ponen un problema más a quienes ya no pueden afrontar todos los gastos ya que la mayor parte del país decidió  mantener la comida en la mesa y resignar otros pagos.

Seguramente la lectura del Gobierno será “Si no puede pagar las patentes del vehículo que no lo tenga”

A estar atentos los que tienen atrasos en los pagos de patentes porque pueden ser uno de los beneficiados por el Gobierno de Vidal.