Sus diferentes pasos por la política lo sitúan en sus inicios como afiliado al Partido Justicialista,

en el 2003 al Frente Para La Victoria, en el 2013 al Frente Renovador, en el 2015 a UNA, en el 2017 a 1País, en el 2018 a Red por Argentina y por ahora, solo por ahora al Frente de Todos.

Hace unos días algunas Fundaciones que ayudan a los que más necesitan ya habían deslizado que desde el Ministerio de Acción Social habían frenado la entrega de mercadería a algunas de ellas.

Hoy, a cuatro meses de su gestión, Daniel Arroyo se encuentra en una situación que se podría haber evitado si las cosas se hubieran realizado con transparencia y sobre todo con honestidad, pero sacar ventaja del momento crítico mundialmente ya conocido desnuda y deja en manifiesto las miserias de los responsables.

Según dijo Juan Grabois el Estado le compró mercadería a las empresas más rastreras del mercado y que tienen causas abiertas por distintas irregularidades. El tema es que se pagó la mercadería con grandes sobreprecios, un 37% más alto del precio de góndola de un supermercado y no se tuvo en cuenta para abastecer al Estado a las cooperativas, PyMES y productores de la economía popular.

Arroyo le pidió la renuncia a Gonzalo Calvo y a todo su equipo, Calvo estaba a cargo de la Secretaría de Asistencia Crítica del Ministerio. La Secretaria de Gestión Administrativa María Cecilia Lavot es otra que se encuentra cuestionada.

Lo cierto es que alguien pensaba llevarse por la compra unos 108 millones de pesos que era el sobreprecio que se pagaría por la misma. Calvo contaba con el apoyo de algunos Intendentes Comunales como Mariano Cascallares de Almirante Brown y de Martín Insaurralde de Lomas de Zamora y opinan que Calvo no compraba alimentos ya que era el encargado de hacer los pedidos y deslizaron que pagó sin tener nada que ver.

Lo curioso es que Arroyo no sabia nada de lo que estaba ocurriendo dentro de su Ministerio, es algo así como que en una fabrica el dueño no sepa a quien se le compran los insumos. El Presidente Alberto Fernández salió rápidamente a respaldarlo, aunque hay trascendidos que solo sería de puertas afuera.

Solo hay que esperar para saber si la figura de Daniel Arroyo fue creada con perfiles que no son los reales mostrándolo como el ideal para hacerse cargo de la triste situación social por la que está atravesando la Argentina o realmente nunca supo lo que pasaba en su Ministerio, algo que también deja mucha tela por cortar.