Mucho se está hablando sobre la salida de presos de las cárceles del país pero muy poco es información correcta y se utiliza esto como una herramienta política por algún sector de la oposición.

La oposición Macrista usa el éxodo de detenidos para culpar el Presidente Alberto Fernández de haber sido quien dio la orden intentando instalar la idea en la sociedad, cuando en Argentina los tres Poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) funcionan independientes uno del otro, en otras palabras, solo los jueces pueden determinar la libertad o la privacidad de la misma a una persona. Todo lo que algún medio o algún político pueda decir culpando al gobierno por la liberación de detenidos, claramente, está mintiendo.

Por el lado del oficialismo quien, para nuestro entender, cometió un error fue el Presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa cuando hablo de los jueces que liberaban detenidos y que podrían ser sometidos a juicios políticos, cargando las tintas sobre el Poder Judicial como sacándose un peso de los hombros, omitiendo explicar que Organizaciones de Derecho Humanos de todo el mundo están pidiendo medidas a los sistemas carcelarios. La ex presidente de Chile Michelle Bachelet, hoy Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos instó a los gobiernos de todo el mundo a reducir la población de reclusos, algo que ya muchos países lo hicieron, pero no es liberación de detenidos es derivarlos a prisión domiciliaria en los casos que no sean reos peligrosos y en los que estén con prisión preventiva por delitos leves.

Esto es para evitar la propagación del virus ya que las cárceles son los lugares mas propensos para los contagios y en caso de ocurrir esa propagación haría colapsar el sistema sanitario.

Realmente sería muy bueno que se informe y no se le mienta más a la gente.