El Presidente Macri, empeñado en gobernar a instancias del Congreso, firmó hoy otro DNU para eliminar la Secretaria de Deportes y crear en su lugar la Agencia de Deporte Nacional que tendrá autarquía y autonomía para administrar sus fondos y bienes.

Según el artículo primero del decreto, dice: “pasee plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado y su patrimonio estará constituido por los bienes que se le transfieran en asignación y los que adquiera en el futuro por cualquier título a nombre del Estado nacional.”

Según los entendidos este es el primer paso para transformar al deporte en una asociación privada y desconocer todo lo que sea amateurs. Además se encuentran unas 700 hectáreas de tierras fiscales que podrían ser vendidas por la nueva administración.  Califican esta movida como un gran negocio inmobiliario.

Al parecer Macri se tomó muy en serio el rol de administrador del país, a tal punto que piensa que es su empresa y puede hacer lo que le venga en ganas, aun fundirla y regalarla.

El Congreso tendrá que analizar que tan urgente era este tema como para que el Presidente firme un Decreto de Necesidad y Urgencia, no sea que se convierta  en costumbre porque si es así ya no sería necesario el funcionamiento de las Cámaras, pero, claro, sería una especia de dictadura encubierta.