Feliz día a todos los docentes de Argentina que cada día luchan contra la adversidad para enseñar y educar a nuestros chicos.

A esos docentes que tienen que trabajar de maestros en las aulas, pero también de meseros o cocineros en los comedores de sus escuelas y hacen lo imposible para que los chicos puedan tener algo que comer con las sobras y migajas que les da el Estado.

A esos docentes que tienen que trabajar de albañiles, pintores, gasistas o electricistas en sus escuelas porque del Estado no reciben la ayuda para que sus establecimientos puedan estar en mínimas condiciones para dar clases.

A los docentes que dan clases en medio de la nada, que caminan en el barro para llegar a las escuelas y destinan parte de su dinero para comprar materiales didácticos porque están olvidados por el sistema.

A esos docentes que esperan tener algún día un salario digno pero que no bajan los brazos y aun siendo engañados y sus derechos vulnerados siguen concurriendo a las aulas para contener y enseñar.

A esos docentes que no trabajan 4 o 5 horas como mal se dice porque muchos tienen que tener dos cargos para poder vivir y en sus casas, en horas de descanso, hacen planificaciones, corrigen o se ocupan de cómo darles un alimento a sus alumnos al día siguiente.

A esos docentes que este gobierno nunca escuchó e intentó poner a la sociedad en su contra porque nunca hubo propuestas claras y había que desviar la atención del conflicto convirtiendo a las víctimas en victimarios.

A esos docentes que hoy están jubilados y que después de tanto esfuerzo en la vida tienen que vivir con sobresaltos porque muchos cobran haberes que no son los que realmente tienen que cobrar y pese a los reclamos no le interesa a nadie.

Lamentablemente en un día como hoy no podemos dejar de recordar a Sandra Calamano y a Rubén Rodríguez cuyas muertes aún reclaman justicia, que los verdaderos responsables tengan que rendir cuentas y no se busquen chivos expiatorios.

Esperemos que el próximo gobierno le de a la profesión docente el valor que merece porque en estos años, desde el Estado, nunca entendieron que los maestros son lo más importante en un país ya que sin ellos no habría médicos, ingenieros, abogados, contadores, funcionarios, intendentes, gobernadora, presidente, etc.

Y no olvides que si podes leer esto tenes que agradecerle a un docente.

FELIZ DIA DEL MAESTRO

Comunicador del Oeste