El 20 de septiembre de 1904 se sanciona la Ley 4.349, mediante la cual se establecía un beneficio previsional para empleados públicos del Estado Nacional

y se comienza a otorgar seguros a la vejez a estatales, maestros, empleados del Banco Nación y del Banco Hipotecario como así también a los empleados de los Ferrocarriles Nacionales.

Esto fue durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca que dispuso la creación de la Caja Nacional de Jubilaciones y Pensiones que fue el primer instrumento que hizo que la clase pasiva pueda tener un ingreso.

Hoy cada 20 de septiembre se conmemora el día del jubilado, pero muy lejos quedaron las promesas de mejores pensiones y jubilaciones y mucho más lejos quedaron esas palabras de “cuidar a nuestros abuelos”. Las jubilaciones perdieron más de un 10% en este año.

Muchos jubilados tienen que afrontar con una jubilación minina de $8.637 una canasta básica de $14.000, luego hay que agregar los medicamento, porque este gobierno les quitó la posibilidad de tenerlos gratis y los subió en este año más de un 150%, además tienen que ver, sin poder hacer nada, como el gobierno les mete la mano en los haberes con el cuento de que van a estar mejor pago algún día. Lamentablemente hay abuelos que mueren por falta de atención o porque no pueden acceder a los medicamentos y otros mueren en las interminables colas para cobrar sus haberes.

En este día recordamos a todos los jubilados que sufrieron y sufren por la hipocresía de quienes tienen la obligación de cuidarlos y no lo hacen porque miran otros intereses que no son la justicia y la dignidad.

Comunicador del Oeste les desea en su día todo lo mejor.